¿Qué son las disferlinopatías?

Las disferlinopatías constituyen un grupo de distrofias musculares de herencia autosomal recesiva, causadas por la falta de la proteína disferlina funcional, por mutaciones en el gen disferlina. "Autosomal recesiva" quiere decir que para que la enfermedad aparezca, ambas copias del gen disferlina tienen que contener una mutación. Usualmente, esto ocurre por la herencia de una mutación de cada padre. Porque la palabra "disferlinopatía" es un diagnóstico genético, sólo debe de usarse cuando mutaciones patogénicas han sido identificadas. Aunque está claro que las disferlinopatías son enfermedades poco comunes, su incidencia exacta no ha sido todavía determinada.

Las diferlinopatías se caracterizan por debilidad muscular progresiva, y se dividen clínicamente en cuatro categorías principales:

Distrofia Muscular de las Cinturas de Tipo 2B (Limb-Girdle Muscular Dystrophy type 2B, LGMD2B),
Miopatía de Miyoshi,
Miopatía Distal con inicio Tibial Anterior (Distal Myopathy with Anterior Tibial onset, DMAT),
Debilidad proximodistal.

El diagnóstico clínico específico normalmente depende del patrón inicial de los músculos involucrados en el momento del diagnóstico. Por ejemplo, un diagnóstico de LGMD2B significa que la debilidad se presenta inicialmente en los músculos proximales (los muslos y las partes superiores de los brazos), mientras que un diagnóstico de miopatía de Miyoshi se propone cuando la debilidad inicial ocurre en los músculos distales (pantorrillas y antebrazos). No se conoce cómo defectos en el gen de disferlina causan todas estas presentaciones clínicas distintas. De todas formas, los pacientes suelen experimentar un conjunto de síntomas (debilidad en las partes proximales y distales de los miembros) con la progresión de la enfermedad, los síntomas suelen ser muy parecidos con coincidencia entre los diferentes tipos.

Los síntomas de las disferlinopatías aparecen típicamente al inicio de la edad adulta, entre los 16 y los 25 años, y afectan principalmente a los músculos esqueléticos de los miembros y las cinturas de los miembros (las caderas y los hombros), dejando los músculos críticos como el corazón y el diafragma normalmente no afectados. La rapidez de la progresión es relativamente lenta comparada con otros tipos de distrofia muscular; la mayoría de los pacientes con disferlinopatía dejan de caminar unos 10-20 años después de diagnosticarse, pero no se ve afectada la esperanza de vida. Sin embargo, hay mucha variabilidad en la edad de inicio y en la progresión de la enfermedad.